Este blog está elevando decididamente su nivel. Prueba de ello es el plato que acabamos de hacer y con el que hemos triunfado con nosotros mismos, a pesar de lo fácil que resulta su elaboración. Está prácticamente copiado de la excelente webblog Directo al Paladar, hay que confesarlo. Y además, nos habían regalado un magnífico melón de un par de kilos en Punta Umbría, en el bar Casa Antonio, por aquello de nuestra fidelidad como clientes. Y sobre todo, este plato es un buen argumento para comer en casa. Ahí va:

Ingredientes: un melón, 100 cl de nata líquida, 50 g de jamón ibérico de calidad y muy picado. 50 cl de aceite de oliva y varias matas de hierbabuena.

Elaboración: troceamos el melón y eliminamos pepitas e hilos. Trituramos en batidora con una pizca de sal, añadimos la nata y reservamos, dejándolo enfriar en la nevera. Aparte, emulsionamos el aceite con dos ramitas de hierbabuena. Servimos luego la sopa de melón, muy fría, añadiéndole un chorrito de este aceite aromático, que quedará flotando, así como los mini taquitos de jamón.
Es un postre, pero bien puede ser un entrante. Gracias a Paco, encargado de Casa Antonio, buscamos esta receta. Nos encantó.