A este plato, le he puesto ensaladilla conileña, pues lleva patatas ecológicas y habichuelas pías de Conil. Pero la receta es de mi pescadero Paco Pepe.

Ingredientes: patatas nuevas, rojas o de las llamadas de riñón, un puñado de habichuelas verdes , una zanahoria grande. Un diente de ajo morado, una pizca de comino, tres o cuatro cebolletas frescas o una cebolla grande. Sal, vinagre y un buen aceite de oliva.
Ponemos en un bol las patatas, las habichuelas y la zanahorias cocidas y troceadas como para aliñar (no muy pequeñas). Troceamos también la cebolla o las cebolletas. Regamos todo con un chorro de aceite y un poco de vinagre (el de manzana le va de lujo), y sal. Reservamos.
Aparte, en un vaso de batidora ponemos el diente de ajo, la pizca de cominos, la sal y un huevo, empezamos a batir, añadiendo el aceite poco a poco hasta que emulsione y luego añadimos el chorrito de vinagre.
A la ensalada de antes le añadimos dos o tres cucharadas de esta magnífica mayonesa casera y mezclamos bien. La mayonesa, en contacto con el aceite y vinagre de la ensalada queda como cortada, pero está riquísima, pues no confunde los sabores. Queda mejor ponerle la mayonesa a la hora de servir la ensalada.
Hoy la tenemos para comer. Aún no la he sometido al jurado familiar. Ya os contaré.
PD. Una vez probada esta ensaladilla en familia, puedo afirmar y afirmo que la mezcla de ambos aliños (vinagreta y salsa mayonesa) van divinamente. Se trata de un plato fresquito y ligero, lo recomiendo. La mayonesa la añadí en el momento de servir.