(Receta de Paco Pepe, que confieso no haber elaborado todavía). Prometo hacerla.

Ingredientes: 5-6 lomos de gallo no muy gruesos, un limón, una lata de pimientos del piquillo o asados, varias hojas de lechuga y varias colas de gamba o langostino, una cebolla grande, 2-3 dientes de ajo, un vaso de caldo de pescado, 2 huevos, sal y perejil picado y harina.
Filetear y salpimenar los lomos de gallo, poner unas gotas de limón y extender los filetes con una tira de pimiento del piquillo a lo largo, una hoja de lechuga pequeña y una cola de gamba o langostino pelada y cruda; luego enrollamos el filete con cuidado de no romperlo y lo sujetamos con un par de palillos, y reservamos.
Mientras, en una sartén con aceite pochamos la cebolla pelada en aros finos y los dientes de ajo machadados, y cuando veamos que la cebolla está transparente, añadimos el resto de la lata de pimientos del piquillo, (si usamos asados, calcular la cantidad para que no sea excesivo el sabor a pimiento), con un poco de su jugo, remover todo y dejar hacer unos tres minutos.
A continuación, añadiremos el vasito de caldo de pescado (o agua ) y dejamos reducir nuevamente unos 5 mintos (se puede añadir una pequeña cucharada de maicena o harina para trabar el refrito, si fuese necesario). Apartamos del fuego el refrito y con el brazo de la batidora, terminamos haciendo una crema no muy espesa. Batiremos huevos, le añadiremos sal y meteremos los rollitos de gallo para que se impregnen bien, pasándolos luego por harina y friéndolos.
Y en una fuente resistente al horno, los bañamos con la salsa de pimientos para luego meterlos en el horno a 180º unos 5 minutos, apartamos y espolvoreamos con un poco de perejil picado, sirviendo bien caliente.
NOTA: si la salsa nos queda muy espesa podemos diluirla con un poco de caldo de pescado templado. Si no queremos utilizar el horno podemos hacer ese paso al fuego tapando la fuente y dejandolo hacer a fuego lento unos 10 minutos. Para que el rollito quede más crujiente, pasamos dos veces por huevo y harina.