Mi hermana pequeña, casada con un celíaco, confiesa no atraerle mucho la cocina. Sin embargo siempre presume de sus macarrones, preparados para los alérgicos al gluten pero también para los que no lo son. Aquí contamos su especialidad:

Ingredientes: macarrones, 1,5 paquetes de queso rallado El Caserío especial para celíacos, salsa de tomate (casera o comprada sin gluten), chorizo casero Revilla sin gluten, queso rallado emmental marca Entremont y mantequilla Arias (el equivalente a 4 unidosis).
Los macarrones (dos puñados por persona), se cuecen con agua y sal, se escurren y se mojan bajo el grifo con agua fría para que se despeguen.
En un bol poner los dos paquetes de queso rallado (realmente 1,5), y añadir la salsa de tomate hasta dejar la mezcla homogénea. Cortar el chorizo casero y poner en una fuente para horno ya picado.
Entonces se añaden los macarrones escurridos, mientras se deja que la salsa de queso y tomate entre bien en la pasta. Poner encima el queso restante y poner unos dedos de mantequilla, extendiendo bien. Y meter al horno al máximo, hasta dorar, alrededor de 15 minutos.
Espero que alguien más haga esta receta y cuente los resultados.