El pasado sábado día 18 tuve la ocasión de compartir con el grupo de teatro “El Almirez” los quehaceres que conlleva una representación con poquísimos recursos por no decir ninguno. La obra, bajo el título “Mamá Cora”, es desconocida en España pero muy popular en Argentina. Es una adaptación de “Esperando la carroza”, del autor uruguayo Jacobo Lagsner. El lugar, el Centro Cultural Cajasol en calle Laraña, en Sevilla, y el valiente director, Manuel Jiménez.

Y digo compartir porque me cundió el honor de ocuparme (como intermediaria) de conseguir la mayoría de los elementos del escenario, para amueblar un decorado de lo más simple, humilde y clásico: varias sillas viejas, un sofá pasado de moda, una mesa redonda, una mesita auxiliar para un aparato telefónico obsoleto y una botella de whisky y dos vasos. El grupo de teatro aportó la falda para la mesa, un mantel y algunas tacitas y platos para servir el té. Con estas pocas cosas, se ambientó una casa con un plantel de personajes de una familia sacada de hoy mismo. El tema: la eterna cuestión del cuidado de los mayores, en la que están afectados o despreocupados los hijos, yernos y nueras.

La obra, representada en clave de humor, con gracia y fina ironía, hace pasar un rato de lo más agradable, pues cada papel contiene suficiente fuerza e independencia en sus argumentos por sí solo. La trama nos hace estar atentos hasta el final, si bien el desenlace no aporta la solución, solo plantea el problema.

Esperpentos familiares, con muchos vicios y pocas virtudes de hombres y mujeres que reflejan la realidad nuestra de cada día, ante la complicada situación que viven nuestros mayores cuando son dependientes. Eso es lo que nos muestra el grupo de teatro “El Almirez”, que vive el teatro de base, al que dedica las horas de su tiempo libre con fuerte afición y amor a la escena.

El grupo El Almirez procede de la localidad sevillana de La Puebla de Los Infantes; en sus escasos tres años de andadura ha actuado en diversas localidades de las provincias de Sevilla y Córdoba. Además de “Mama Cora”, la formación prepara actualmente otras dos obras: El inspector (una trama policíaca) y Los árboles mueren de pie (de Alejandro Casona). Este fin de semana esta localidad de la sierra norte de Sevilla celebra además su feria gastronómica, a la que por cierto nos han invitado. El pasado sábado todo el pueblo, incluido el señor alcalde, acudió con entusiasmo al teatro (desde los 80 km de distancia a Sevilla). Un beso muy fuerte desde este blog a Juana Sosa, actriz y amiga por culpa del teatro. Mamá Cora fue un éxito.