Comer sano no es tan caro, según la Asociación 5 al Día. Y también subraya que en España consumimos frutas y verduras por debajo de lo que sería recomendable para combatir sobrepeso y obesidad, como aconseja la comunidad científica y médica en una dieta saludable. Por lo visto, solo uno de cada cuatro individuos con sobrepeso lleva a cabo esta buena costumbre en su dieta.

Además, está comprobado que estas carencias en la alimentación se dan sobre todo en niveles socioeconómicos bajos, habiendo empeorado con la crisis, pues se tiende a consumir comida rápida o precocinada. Por eso, 5 al Día dice que se pueden ingerir los 625 gramos de frutas y hortalizas recomendados diariamente por 0,40 euros. Esta cifra es la estimación media diaria por persona, del coste de incluir estos mínimos nutrientes, combinados lógicamente con los demás alimentos.
Con la crisis, según la prensa, los locales de comida rápida se están “poniendo las botas”. A través de descuentos y ofertas especiales, logran atraer a niños y de este modo a toda la familia. Además ofertan entretenimiento y abundante comida a un precio económico.
El lema 5 al Día me parece uno de los más acertados y completos que he visto nunca. Constantemente se están dando pautas generales de alimentación sana, aconsejando a la población el consumo de frutas y verduras, confiando en que cada individuo o cada familia sabrá organizarse una dieta saludable. Pero todos sabemos que hoy pueden más las malas costumbres, y sobre todo, la comodidad.
No he hecho estudios presupuestarios para comprobar si es posible que salga tan barato comer 5 raciones diarias entre frutas y verduras. Pero de lo que sí estoy segura es de que la gente tiende a la comida precocinada o “Fast Food” por no trabajar, por la ley del mínimo esfuerzo, por no pensar en qué poner de comida, por no salir a comprar y planificar menús. Y cocinar en casa saldrá barato pero resulta realmente trabajoso. Otra cosa será el estado de ánimo que pueda tener quien acaba de perder su trabajo y ve muy negro su futuro, prefiriendo comer algo ya hecho. Pero eso no ocurre siempre. Cinco al Día puede ser la respuesta necesaria a los desastres alimenticios de muchas familias, y eso es tarea de todos.