Se trata de una pequeña inversión (150 euros), pero que está hecha con mucha ilusión. Este bodegón, óleo sobre lienzo pintado por mi compañero de trabajo Francisco Javier Aguilar Ramos, de Sevilla, fue aportado por su autor a la Exposición Solidaria de Empleados de Cajasol, muestra que alcanza ahora su quinta edición, con el propósito de recaudar fondos para algún proyecto solidario. Este año se destinó a la Fundación Márgenes y Vínculos, dedicada al programa de acogimiento familiar infantil. Gracias por tu generosidad Francisco Javier.

El cuadro es alegre, optimista y me da buenas vibraciones. Sus dimensiones son 30x61cm, y aún no sé en qué pared colgarlo, pero creo que quedará bien en cualquier sitio; la pintura habla de la importancia de la verdura, en este caso, la necesaria para el sofrito y para el caldo de puchero, dos cuestiones básicas en el ejercicio de nuestra cocina diaria.

La Fundación ‘Márgenes y Vínculos’ tiene su origen en el Campo de Gibraltar. Nació en 1993 para trabajar en la protección de niños en situación de desamparo o abandono. Fue pionera en Andalucía en impulsar el acogimiento en familia alternativa para menores que debían ser separados de sus familias de origen, porque en ellas se ponía en peligro su bienestar y sus derechos más básicos. La Fundación ha crecido en estos dieciséis años de existencia y actualmente tiene trece centros en Andalucía, entre ellos tres centros de acogida de menores, aunque también atiende a otros colectivos desfavorecidos.