Las berenjenas (una por persona), se ponen en una parrilla y se asan con la piel, lentamente; luego, se les escurre el agua que sueltan. Preparamos entonces una mayonesa casera.

A continuación, molemos en una batidora o minipymer las berenjenas un poco machacadas, con un poco de cebolla, sal y la mayonesa que hemos preparado.