(Esta es una receta de Concha, la abuela de Paco Pepe). La probamos y estaba riquísima.

Concha decía que en sus tiempos se comía lo que había, no se podía escoger, y que alguna que otra vez, se repetía el almuerzo y la cena. Los pimientos del piquillo, eran cambiados por los de asar o morrones, según hubiera, y las lonchas de jamón por las virutas o recortes; aún así, le salía el plato para chuparse los dedos.
Ingredientes: Por cada dos pimientos del piquillo, dos lonchas de jamón cortadas bien finas, por persona. Dos dientes de ajos prensados (mejor que cortados, y de los morados, que son los nuestros), y un huevo por comensal, y aceite.
Ponemos los ajos a pochar sin que lleguen a dorarse en un perol o sartén con un chorrito de aceite de oliva y añadimos cortados los pimientos a lo largo, en tiras, y removemos con el fuego no muy fuerte para hacerlos sudar y que vayan tomando el sabor de los ajos.
En otra sartén ponemos las lonchas de jamón cortadas también en tiras y las hacemos dorar lentamente, pero con su propia grasa (si no tiene mucha grasa le añadimos unas gotas de aceite de oliva) y una vez que estén doradas (no resecas) le volcamos el pochado de pimientos y removemos para ligar todos los sabores.
Mientras tanto, ponemos a cocer unos huevos durante unos 8 minutos para que queden pasados por agua más que cocidos; cuando estén hechos, ponemos en un cuenco los pimientos con el jamón y en el centro volcamos el huevo pasado por agua, sirviéndolo recién hecho.
Si a alguien no le gusta el huevo poco hecho, se puede dejar un par de minutos más. El calor de la mezcla dejará el huevo en su punto sin secarse demasiado, con un sabor característico en la yema, producto del ligue del jamón y los pimientos.
La abuela Concha acompañaba el plato de unas cortezas de pan viejo, untadas con ajo y fritas, o panizas (cortadas finas y fritas), hechas con la harina de garbanzos. (Lo de hacer referencia a los ajos morados es por su calidad. Por cierto, se siguen utilizando las cenizas para su cultivo, aunque en pequeñas cantidades).