El teatro es mi debilidad: clásico, moderno, comedia, drama o simplemente de títeres. El fin de semana pasado estuvimos en el ciclo de Teatro Joven, en la sala Chicarreros de Cajasol, en Sevilla. La obra: Restaurant Tú Three, a cargo de la compañía Extrés.

El grupo Extrés une trabajo y experiencia de dos de los grupos teatrales de mayor trayectoria y reconocimiento dentro del teatro de humor en España, como son Tricicle y Monti&Cía. Además, sus componentes han pasado por compañías como la Cuadra de Sevilla, Els Comediants, Teatro de la Abadía, Cía. Nacional de Teatro Clásico, Centro Andaluz de Teatro, Circus Roncalli, etc. Y han colaborado con Los Ulen, Tortell Poltrona, Circ Cric, Leo Bassi, Los Los y Django Edwards entre otros.


Restaurant Tú Three se desarrolla en una estancia que representa a un restaurante venido a menos. Tres únicos actores encarnan al maître, camarero y cocinero desde los momentos preparatorios a la apertura del establecimiento hasta que comienzan a servir a los clientes; todo ello, a base de sketches de humor para todos los públicos, sin pronunciar una sola palabra y solo para divertir.

Traigo esta noticia porque la comedia trata en clave de humor situaciones que se dan en los restaurantes: la cuestionable higiene en la cocina, las pamplinas que rodean el protocolo de la presentación de la comida, la actitud de los clientes enganchados al móvil o los trucos sospechosos en el ticket de la cuenta, o incluso, el drama de la escasez de clientes.
Con la obra Tú Three pasamos un buen rato; la acción era más acrobática que dramática, aunque los gestos y poses ambientaban la actuación. Eso sí, la dirección artística era impecable, a pesar del ritmo vertiginoso de los actores y los objetos sobre el escenario.
De la cocina y la hostelería, ambas tan cercanas, salen siempre temas para divertir. Y lo que sí pudimos comprobar fue el buen ambiente que reinaba entre los asistentes a la función, que continuaron en contacto con los actores tras la representación. Para mí, no hay nada como el teatro.