El sábado pasado estuve en el mercado central de abastos de Cádiz y me traje alguna información, cosas puramente domésticas, pero que comentaríamos con nuestros amigos:

 

Lo primero, como gran noticia es que compré melocotones de Calanda (bajo Aragón), y que resultaron riquísimos, en su punto (cosa rara en estos tiempos)… Siempre se ha comentado que la buena fruta viene de Aragón.

 

Me traje cerezas, de buen tamaño y también muy ricas, procedentes de Canadá, según me dijo Ani, la vendedora y además prima mía. La exportación se justifica porque ya acabó la campaña del Jertes (habitual proveedor), y ahora nos llegan frutas de países que por la estación en que viven, están en plena cosecha. Por cierto, acabo de leer que Canadá es de los países que consumen más fruta del mundo.

 

También se me antojaron las peras de agua, ya de la nueva temporada, originarias de Lérida, como casi siempre. No obstante, todavía quedan peras ercolinas, tiernas y jugosas.

 

 

 
 
Y por último, compré tomates de Conil (Cádiz), indicados para ensalada, que deseo promocionar en comeencasa, inmortalizándolos fotográficamente, y que empezaron su temporada en la primera quincena de junio (antes de esta fecha tienen demasiada agua). En esta localidad también se producen tomates Raff, aunque esta variedad –considerada la pata negra del tomate- procedente de Almería se cultiva allí con agua salobre. Dicen que los almerienses son los mejores. No obstante los tomates maduros para freír de Conil están riquísimos, lo sé por experiencia.