He escogido el puré de pescado por ser el más ligero, y porque además está indicado en niños con la barriguita delicada.

Ingredientes por toma: un lomito (100g) de pescado blanco fresco (pescadilla o merluza, o Pez San Pedro –llamado gallo en Cádiz-). Tomate pelado, cebolla pequeña, un puerro, una patata, un puñadito de arroz y media manzana. (Opcional una zanahoria).

Todos estos ingredientes pelados y troceados se cuecen juntos a fuego medio durante una media hora (sin sal si el bebé es menor de un año) y con un vaso y medio de agua, para aprovecharla toda. A continuación se tritura en la batidora con el líquido (para dos tomas, el doble de lo indicado).
Como veréis, hemos evitado productos como pimiento y ajo, que tienen todavía un sabor fuerte para los niños. Este puré está exquisito y tiene una textura muy fina. Espero que alguna mamá me lea, lo pruebe y me diga algo, como Susana, de Huelva, madre de Pablo, que come de todo y todo le gusta, y además es un encanto de niño.
(Os pido disculpas porque, contrariamente a mis costumbres, en esta ocasión no he elaborado este puré para enviaros la fotografía).