Una receta humilde: revuelto de berenjenas
Hoy nuestra cocina se hace sencilla, valorando la grandeza de lo simple. De todos modos, este revuelto está riquísimo. (Y ya os contaré lo que acabo de guisar esta noche, de todos modos la serie House me está quitando audiencia…)

Ingredientes: (tres personas) 600 g. de berenjenas, tres huevos y 3-4 ajitos, aceite de oliva virgen y sal.
Las berenjenas se trocean a cuadritos, se cuecen (en agua hirviendo, como diez minutos solo y lo mismo si es al vapor), y se escurren bien y se reservan. Se ponen en el perol el aceite con los ajitos pelados y picados pequeños, a fuego lento. Cuando estén pochados se añade la berenjena troceada y se remueve. Por último, se echan los tres huevos batidos, y se corrige de sal.
¡Vivan los revueltos! Son los mejores para entonar el cuerpo en la cena, ligeros de elaborar y de digerir, y se sirven a todos los comensales a la vez.
(A los niños se les podría añadir unas salchichas de éstas de coctail, que van muy bien con la berenjena. De todos modos el plato es muy sano)