Se supone que un blog o bitácora como éste, que tiene su corazoncito gastronómico, debería transmitir en directo las noticias ocurridas en la cocina, incluidos éxitos, fracasos, dudas e investigaciones culinarias. Pero claro, se trata de un blog modesto y con pocos medios técnicos, y a veces el cocinero se arriesga en una receta propia, añadiendo productos sin haberlos experimentado todavía. Y ahí está el riesgo.

Por ello, este plato se preparó con la misma ilusión de siempre, aunque con la inquietud de no saber cómo resultaría. Se trata de un arroz hecho con habas y vino, que es necesario cocinar antes de que pase la temporada. Pero ahí está, con un sabor original y riquísimo. Os recuerdo que el vino que suelo emplear es un blanco afrutado. En la cocina ocurre como en el trabajo, en el amor o en la moda: quien no se arriesga, siempre será un “papafrita”. Por eso, ayer se grabó el programa de la preparación del arroz y hoy se transmite por la cadena bloguera comeencasa, en vista del éxito. (Por lo visto los chinos también retransmitirán en diferido las olimpiadas….)