Ingredientes: un huevo por persona, guisantes frescos (100 gramos para 3 raciones), chorizo casero, salchichón, alguna loncha de jamon, aceite de oliva virgen extra, salsa de tomate y sal (tó mu bueno). También algunas patatas fritas pequeñitas. Y platitos individuales de barro para preparar y servir.

Ponemos a calentar el horno lo primero. Los guisantes se pelan y se cuecen como veinte minutos en agua con sal. Freímos las patatas. A continuación, vamos disponiendo en cada platito de barro por este orden: aceite, los embutidos en rodajitas, las patatas fritas, los guisantes, el tomate frito y el huevo estrellado.

Los platitos se introducen en el horno, sobre la bandeja, a fuego medio-alto y no más de cincoseis minutos, para que no se resequen los ingredientes y los huevos se cuajen.