Este puchero no tiene grasa y es bastante simplón (toda mi cocina lo es), pero sienta bien a todo el mundo.

Ingredientes: garbanzos, (un puñado por persona), hueso de jamón ibérico, ½ kg. De carne de jarrete (ahora la he encontrado gallega, muchísimo mejor) y 1/2 kg. de pechuga de pollo (seudocorralero), ¼ kg. De zanahorias, un puerro, un apio, un nabo y una patata, y sal.

Los garbanzos los pongo en remojo el día anterior. Al día siguiente, en una olla grandecita, cuezo las carnes y el hueso durante una hora y media aproximadamente. Saco la carne de pollo y el hueso (éste último ya lo tiro), y dejo la de ternera, que necesita cocer más; añado todas las verduras, que dejo otra hora. Y ya tengo el caldo del puchero. La cantidad de garbanzos se ha calculado para luego hacer potaje o ropa vieja con ellos.


Para servir, añado al caldo arroz, que dejo cocer unos veinte minutos. Cada plato llevará algunos garbanzos, algo de zanahoria y patata. Los puerros y el apio no suelo aprovecharlos.

Utilizo solo el caldo necesario para el momento. Lo que me sobre me servirá para otras tazas de caldo para la cena o el día siguiente.