Ingredientes para 3-4 personas: ½ carne de ragout de ternera (aconsejo la ternera gallega, que es excepcional), ¼ de zanahorias, ¼ de guisantes frescos, cebolla, pimiento verde, medio vaso de vino blanco, aceite y sal. (Paso de pimienta y otros….)

En una cacerola con poco aceite, rehogamos primero las zanahorias peladas y cortadas a rodajas durante un par de minutos, a fuego medio, añadiéndole enseguida la carne troceada y limpia. Dejamos unos quince minutos, que emplearemos en hacer el sofrito y en cocer los guisantes.

Este sofrito, muy sencillo, se hace solo con el aceite, la cebolla y el pimiento en el perol, y una vez todo pochado, se pasa por la minipymer y se le añade al contenido de la cacerola. Entonces añadimos los guisantes ya cocidos, el medio vaso de vino y la sal.

No olvidar también medio vaso de agua, que se irá consumiendo con la cocción. La carne, que seguro que es muy tierna, estará lista en unos tres cuartos de hora aproximadamente. Todo ello a fuego medio-bajo.

Como no tiene ninguna especia fuerte, este plato es de lo más digestivo, y tiene un atractivo colorido gracias a las verduras. Está permitido mojar pan en la salsa.

(Los que conozcan esta receta que se hagan los nuevos y no me pisen la novedad, que hay quien necesita aprender)