Ingredientes para unos 400 g. de carne:
Dos dientes de ajo, media cebolla y un chorro de whisky (de calidad aceptable).
En un perol de los de hierro, se ponen a pochar los ajos y la cebolla. Una vez pochados, añadimos la carne, cortada a trozos y a continuación el chorro de whisky. Este salteado durará aproximadamente unos diez minutos, tiempo suficiente para que el alcohol se evapore, proceso que debe hacerse con el perol destapado.

Este plato es un lujo y no solo por el precio. Creo que con su presencia es capaz de llenar una mesa. Buen provecho.