Ingredientes:
1,5 vasos de arroz tipo Bomba. (Viene en saquito)
1 choco de 1,5 kg.
300 g. aprox. de gamba fresca.
Caldo de pescado (hecho con cabezas de gambas frescas, restos de corvina, pimientos, tomates, zanahorias, etc.), más del doble de la cantidad de arroz empleado.
Cebolla (una mediana), pimiento verde, pimiento rojo de asar, zahorias, ½ tarro de cristal de tomate frito (del propio) y un vaso de vino blanco afrutado. Aceite de oliva virgen extra.

Ante todo el sofrito: en una paellera, pocharemos cebolla picada, el pimiento verde, el pimiento rojo, la zanahoria, y el tomate frito… Es importante que cada cosa tenga su propio tiempo de sofrito, para que los sabores se vayan consolidando e incorporando poco a poco. Más tarde, se añaden los trozos de choco ya limpio (dejar la piel) y el vino, y se deja cocer todo como unos 40 minutos, con la paellera destapada. (Vamos calentando el caldo mientras tanto, para no perder tiempo)

A continuación, se echa el arroz, se rehoga (esto es importante también, para que se mantenga suelto), y el caldo caliente (en la medida que decimos, y algo más si hiciera falta).

Recordamos que el arroz tiene: 10 minutos de cocción fuerte, 10 de cocción media y 10 de reposo. Cuando falten unos tres minutos, se van colocando sobre la superficie del arroz, las gamas peladas, para que se hagan al vapor.

Este plato, (con estos mismos pasos), está de muerte…. Y su sabor es totalmente natural, con lo que es mucho más digestivo y ligero. Además, dos o tres días más tarde, seguirá estando bueno, tras calentarlo en el microondas, gracias a la variedad de arroz empleado.

(Me gustaría recibir algún comentario sobre este plato, por cierto, si alguien lo hace o lo ha hecho).