Comienza la semana con la vuelta a la rutina. Tal vez hayamos estado comiendo en la calle, a deshoras, y alimentos pocos saludables; pero las excepciones justifican esta rutina. Nada mejor que empezar el lunes volviendo al orden en la dieta, con un humilde pero espléndido plato de lentejas. Aquí dejo mi receta.

Ingredientes (4 personas):

-250/300 gramos de lentejas, según la cantidad que queramos en los platos.

-4 cucharadas de buen aceite de oliva virgen extra

-Una cabeza de ajos

-Una cebolla mediana

-Un pimiento verde de freír

-Una patata nueva pequeña

-Un tomate maduro o medio vasito de tomate frito casero (nuestro)

-Cuatro rodajitas de chorizo casero calidad extra (el chorizo es opcional, no es imprescindible).

-Sal, una hoja de laurel y pimentón dulce.

Poner las lentejas en la cacerola, lavarlas bien y tirar el agua. Añadir agua de nuevo, procurando que cubra dos dedos las lentejas. Poner la cabeza de ajos entera (solo quitar la primera piel), el pimiento limpio, el tomate pelado o el vasito de tomate frito casero, las cucharadas de aceite, el pimentón y el laurel.

Poner al fuego, unos 35-40 minutos a fuego medio fuerte. Cuidar de que no le falte el agua, añadiéndola en pequeñas cantidades si fuera necesario.

Pasado este tiempo, añadir la patata troceada, el chorizo y la sal, y dejar otros 30 minutos bajando el fuego.

Servir cada plato con su rodaja de chorizo y su patata.

Procurar que no quede nada en la cacerola. Para ello habrá que ajustar las cantidades.

Las lentejas son un alimento completo, barato y muy saludable. Guisadas con arroz se convierten en un plato de primera categoría en proteínas y minerales. Además no necesitan dejarse en remojo la noche anterior, solo lavarse previamente con agua antes de cocinarlas.

NOTA: En cuanto al ajo, la cebolla, el pimiento y el tomate si lo hemos puesto, podemos elegir entre tirarlos después de cocinados o bien triturar la mitad de éstos, añadiéndolos al estofado. No se aconseja poner todo porque espesaría demasiado la salsa. 

Recuerda que la comida hecha en casa es la mejor para toda la familia, porque transmite salud, orden y sobre todo cariño.